Al amigo el acuerdo, al enemigo la ley Imprimir
Nekane Lauzirika   

Aserto de cínicos y otros buitres maquiavélicos. Unir palabras y publicarlas deja traslucir en qué lado del aserto estamos cada una/o; aunque sabiéndolo, no me resisto a ziriquear sobre si el “presidente por los pelos”, míster MR en la red, es el centro que referencia la diestra/siniestra judicial y quien ordena aplicar el acuerdo o la ley. Porque aunque siempre diga respetar las decisiones judiciales, la realidad cotidiana es que muchos jueces bailan muy bien el vals con MRmelodía. Lo llaman Ppolítica judicializada… o viceversa.

A Cataluña, bueno a “algunos” catalanes (“malos españoles”), les ha aplicado la segunda parte con la rapidez del rayo e inusitada energía para ser un don Tancredo en la mayoría de los asuntos públicos. Todo bajo palabras tótems “legalidad, Constitución, 155, Estatuto…”, ardides grandilocuentes para no cumplir en realidad ninguna de las otras muchas que no le interesa cumplir.

Ya sé que con el señor Urkullu tocaría reclamar trato amigo, pero el Estatuto-CAV, el primero en ser aprobado aún no se ha cumplido. Aprobación parlamentaria, referéndum, aceptación en Cortes… Todo legal ¿Su cumplimiento? Ad calendas graecas. Y eso que ahora somos “amigos”.

Si pasamos de la política a la ética de pura honestidad: ¿sabe MR que está vigente la ley de memoria histórica? Seguramente sí, porque ya lo dijo públicamente, pero ni la cumple ni la deroga, simplemente la dedica 0,00 € del presupuesto…; al enemigo la ley, quizá porque los “beneficiarios” de esa Memoria eran enemigos de sus padres, abuelos y al parecer también de ellos. Todo legal.

Al mismo tiempo, a “sus múltiples Bárcenas eta al.”, ahora ex, seguramente les caerán algunas penas, multillas… pero ¿devolverán la pasta que “presuntamente” afanada para engrosar/engrasar la gran urna del pp? Improbable, porque al amigo se le anima “séfuerte”, pero ¿endosarle la ley…?, demasiado duro, aunque todos los ex-tesorerospepeitas hayan estado o estén imputados.

Tomemos distancia física y financiera, en Canarias hay 120.000 personas afectadas por cláusulas suelo. Primera instancia, Audiencia Nacional, Supremo, Estrasburgo, sentencias firmes ganadas; da igual, tienen que volver a demandar; ¿por qué MR no aplica la ley penal a los banqueros que incumplen flagrantemente sentencias firmes? ¡Son amigos! y cómo exigir tal cosa a quienes “salvaron a la patria” del descalabro económico, aunque se queden entre las uñas el 80% del rescate financiero que les otorgó MR. Con ellos habrá acuerdo aunque los paganos perdamos 60.000 millones.

Jueces con independencia institucional, clama el pueblo soberano. “Respetemos sus sentencias” responden los oráculos vocingleros de MR. El maquiavélico aserto es muy elástico y basta modificar la ley o a quienes la tienen que aplicar o tener siempre a mano a Lamelas condecoradas dispuestas a la genuflexión para transitar sin remisión hacia la segunda parte ¿Te habías creído que el enemigo es tonto? No, tonto no; para que te apliquen la ley basta ser vasco, catalán… o acaso podemita.

Dura vida la de quien siempre ha de estar bajo el yugo de la ley.

DEIA